05 enero 2009

¿Tiene que haber una razón para todo?

Esta foto la tomé un día lluvioso, en el interior de una tienda del Village de la Ocean Volvo Race en Alicante. Se trata de un techo de cristal en el que se formó un charquito de agua de lluvia. Yo no me dí cuenta, pero mientras sacaba varias tomas desde distintos ángulos, detrás de mí estaba plantado el guardia de seguridad de la tienda, alucinando conmigo. Al parecer estaba prohibido realizar fotos en el interior de la tienda (se trataba de una conocida firma deportiva), pero el guardia dudó en si llamarme la atención o no, dado que lo que estaba fotografiando era el cielo a través de un cristal (que era propiedad de la tienda, eso sí). Al final sólo me expresó su sorpresa por el hecho de que estuviera fotografiando algo tan absurdo con tantas cosas llamativas que habían a mi alrededor. Él no se lo explicaba y yo tampoco se lo supe explicar.

¿Pero es que todo tiene que tener una explicación? Las cosas a veces son así porque sí, no tengo respuestas para muchas cosas. Por ejemplo, no sé por qué empecé a escribir este blog, y cuando deje de hacerlo, seguro que tampoco tendré ningún motivo racional. No sabré explicarlo como no sé explicar tantas otras cosas. Hacemos cosas, suceden cosas y no siempre sabemos por qué.

No sé por qué hice esta foto. No sé qué es lo que me llamó la atención. Pero si pudiera volver atrás, si una cosa así fuera posible, ya sé lo que le hubiera contestado al guardia de seguridad: "El día 5 de enero de 2009 visita esta dirección de Internet: www.musogato.blogspot.com, ahí vas a encontrar la respuesta".

1 comentario:

FILO dijo...

POR LO TANTO, YA TIENE UNA EXPLICACIÓN. ALGO A LO QUE NO ENCUENTRO EXPLICACIÓN Y QUE ME OBSESIONA ES A LA CREACIÓN PRIMIGENIA. ¿DE VERDAD EXPLOTÓ UNA BOLA Y APARECIÓ TODO UN UNIVERSO SIN LÍMITE? ¿Y QUIEN O QUE PRODUJO LA BOLA? ¿POR GENERACIÓN ESPONTANEA? ¿NO TIENE EXPLICACIÓN...