01 marzo 2010

Es complicado

Siempre he pensado que la evolución educativa y social conllevaría un avance exponencial en los conocimientos. Y que este conocimiento, junto a la experiencia que comporta, nos ayudaría a vivir mejor, a ser más felices. Pero resulta que con esta mejor educación, con estos mayores conocimientos, con esta diversidad de experiencias, la vida se torna más complicada.

Resulta que con esta renovada amplitud de miras, con esta mayor y mejor visión de nuestra existencia, nuestras esperanzas crecen, nuestra mente se vuelve más sofisticada, y por lo tanto tenemos mayores expectativas, más difíciles de alcanzar, muchas veces irrealizables. Todo esto hace aumentar nuestra angustia vital, el stress, el miedo a la vida, y a la muerte. La vida se hace más complicada, mucho más complicada.

Así que lo que en un principio parecía positivo, resulta que no lo es, que lo complica todo y nos hace más infelices. La educación, el conocimiento, la experiencia, que parecían tan necesarios, tan útiles, resulta que no sirven para nada. Lo único que han conseguido es complicarlo todo mucho más.






4 comentarios:

ainhoa dijo...

Es recomendable no recordar las cosas que nos han hecho daño?
No es la experiencia la que nos enseña, la que nos hace modificar comportamientos?
Pero esa enseñanza, ese conocimiento , esa educación social nos privan de la espontaneidad, de la diferencia, de la libertad de elegir sin miedo a las consecuencias?
Nos conducen a una respuesta condicionada?
O nos hacen a ser más libres y responsables de nuestros actos?
Ya no lo sé. Es verdaderamente complicado.

ainhoa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
FILO dijo...

¡Viva la evolución espiritual, moral, ética, personal, empática, altruista, respetuosa,...

ainhoa dijo...

Si no fuera por esa evolución Filo estaríamos perdidos...