10 noviembre 2008

El declive

Esto, todo esto, es como cuando eres un niño y algo bueno se acaba. ¿Recuerdas cuándo lo eras? Imagina que lo eres. Imagina que eres un niño y que estás en una feria. En una bonita feria repleta de bellas y divertidas atracciones.

La feria está ubicada cerca del mar. Es una tarde de domingo de finales de verano y puedes ver el sol ponerse por el oeste, sobre el horizonte. Está refrescando. Se avecina una fría noche. Hoy es el último día de feria. Y estos son los últimos momentos del último día de feria. Las atracciones se disponen a echar el cierre definitivo, de hecho muchas ya lo están haciendo.

Ya no se escucha la música ni tampoco el alegre griterío de otros días, sólo los ruidos propios de una feria que comienza a ser desmantelada, eso y los graznidos de las gaviotas, eso y el sonido de las olas al romper, pero esto de lejos, como en un segundo plano. Se acabaron los momentos de alegría y diversión, se acabaron los buenos momentos. No puedes ver más allá, no sabes qué vas a hacer mañana, no sabes qué podrás hacer mañana.

Te sientes muy triste porque es el último día de feria. Estás triste y apenado porque se hace de noche y debes volver a casa. Porque se acaba el verano. Pero todo esto podría no ser tan horrible si aún te quedara bastante algodón de azúcar. Pero no es así. El algodón, como la feria, como el verano, como el día, también se está acabando. También está llegando a su fin.


(Volvo Ocean Race, Alicante 2008)

3 comentarios:

FILO dijo...

ESO MISMO SENTÍA YO EL ÚLTIMO DIA DE VERANEO EN MI "PUEBLO" CUANDO SABÍA QUE AL DIA SIGUIENTE IBA A SER MUY DURO DESPEDIRME DE MIS ABUELOS, AMIGOS Y DEMÁS FAMILIA. TIMES FLY

Anónimo dijo...

Se acaba el verano, se acaba una etapa; pero comienzas a vivir otros momentos con la incertidumbre, la magia y el misterio de lo nuevo y desconocido. Vívelos con curiosidad y ...conserva siempre el sabor del algodón de azúcar del verano vivido.

musogato dijo...

Muchas gracias! En eso estoy!