27 junio 2008

Una razón para vivir

Se ve en todas partes. Se ve en la gente que camina por la calle. Se ve en las personas que por la mañana acuden a sus puestos de trabajo o en los padres que por la tarde esperan pacientemente a que sus hijos salgan del colegio. Se ve en los niños que se columpian en los parques y en los adolescentes que juegan en la playa. Se ve en las parejas que se besan al atardecer y también en los amigos que disfrutan de unas copas en una fresca noche de verano. Se ve en todas partes. Debe ser verdad. Debe existir una razón para vivir.

2 comentarios:

FILO dijo...

ESO HAGO YO TODAS LAS NOCHES ANTES DE IRME A DORMIR. PENSAR EN ALGO POSITIVO DEL DIA SIGUIENTE, SEA LO QUE SEA. ASÍ LA RAZÓN PARA VIVIR AUNQUE NO SE VEA, LA PUEDO INTUIR. POR QUE SI NO...VAYA PLAN.

musogato dijo...

Seguro no hay sólo una, si no mil razones para levantarte por la mañana, pero a veces, en los días oscuros, parece que no las veamos.

MUCHAS GRACIAS POR TUS COMENTARIOS!