03 enero 2007

¿Me llamabas?

Hoy, desde el otro lado de la calle, me has llamado. Era una calle amplia, con varios carriles repletos de coches rabiosos. Yo, al otro lado, caminaba. No sé como te he escuchado, pues iba con mi mp3 a tope, intentando evadirme de los sonidos de la ciudad. Has debido gritar mucho. Al final he percibido que me llamabas y he parado. Me he vuelto hacia donde tú estabas y te he mirado. Durante unos instantes te he observado. Y luego, sin decir nada, he seguido caminando.

Museo del Terror, Budapest.

Feliz 2007.

Musogato.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Feliz año Musogato! Muchas veces intentamos evadirnos de lo que ocurre a nuestro alrededor.
Sabemos que todo lo demás nos "habla". Mientras, cada uno somos libres de poder mirar,observar,oir, escuchar,sentir...y también como no, podemos elegir nuestro camino, pero sin olvidar que no estamos solos.Pienso que lo difícil es cómo hacer que cada "mundillo personal" se interrelacione con todo lo demás.
¡Feliz año a todos!

Anónimo dijo...

Hola musogato, es la primera vez que veo tus reflexiones internas y no me han sorprendido mucho, pero al mismo tiempo me han hecho pensar que nunca llegamos a conocer a las personas, pero sobre todo me han gustado mucho.

musogato_films dijo...

Muchísimas gracias por vuestros comentarios. Me encantaría que, aunque fuera ficticio, utilizarais un nombre. De esta manera me podría dirigir mejor a vosotros. Por ejemplo, ahora me gustaría decirle al anónimo 2 que me hubiera encantado sorprenderle, no me gusta ser predecible, pero a lo mejor lo soy y eso es difícil de evitar, en fin...

Saludos a todos.

Musogato.

Silvana dijo...

Cuando digo que no me han sorprendido, no quiero decir que seas predecible, simplemente que sabía o intuía que había un pequeño "tesoro"
"maremagnum", llamemoslo como queramos, en tu interior que no expresabas, pero que estaba ahí. No te comas la bola y comete el roscón esta noche conmigo.

Anónimo dijo...

A mí sí que me has sorprendido y tengo que decir que estoy de acuerdo con el comentario anterior, nunca se llega a conocer a las personas.
Me gustaría poder en alguna ocasión, como dices, seguir caminando sin decir nada...
Perdona que no use un nombre. Pensaré uno para la próxima vez.
Un saludo!