02 enero 2011

¿Para qué son los días?

Llevo muchos días pensando, muchos meses, incluso años. Llevo mucho tiempo dudando en si debo tomar un montón de decisiones importantes o no debo tomar ninguna. Llevo tiempo, mucho tiempo, pensando en si debo pasar a la acción, explotar de una vez, o si sencillamente debo esperar a ver que pasa, porque en realidad no sé qué hacer, ni cómo. ¿Cómo podré ayudar a los demás, si tan siquiera sé ayudarme a mi mismo?


En este asunto me siento como un niño, como un niño nadando contracorriente. El espectro de la soledad se esconde amenazante tras estos pensamientos. Finalmente, como siempre, acabo refugiado en mi propia debilidad, resignado, rodeado de un profundo olor a infelicidad. ¿Qué puedo hacer yo para cambiar las cosas?

Nada. No puedo hacer nada.








5 comentarios:

kateme dijo...

Siempre ha sido más fácil ayudar a los demás que a uno mismo..
Recuerda la película del otro día, mientras uno piensa, duda, sufre, añora...la vida continua, aunque a nosotros no nos guste así, aunque nos resistamos...

ainhoa dijo...

Los días son para que sigas escribiendo, porfa, seguro que somos muchos los que lo estamos esperando.....

musogato dijo...

Los días son básicamente para pensar. Y de esos pensamientos a lo mejor surge algún post más. Es lo único que puedo hacer. No puedo hacer nada más.

Anónimo dijo...

Los dias son para quedarte con todo lo bueno y despreciar lo malo.
Proponerse vivirlos como regalos, alegrarse de repirar,de poder ver el mar,de comparir ratos de ocio, de disfrutar un café en buena compañia, de saber que hay amigos que te escuchan, de ver ponerse el sol al final del día.
Los días son regalos, abrelos y disfruta de ellos.
PD: Un vecino enfermero(DMM)

musogato dijo...

Muchas gracias vecino, o mejor, amigo! Tienes razón en lo que dices, pero llegará algún día en que tengas un pequeño bache y no lo verás así de claro, más bien lo verás todo negro. Ojalá no te pase nunca, pero lo más probable es que sepas muy bien de que te hablo porque te habrá ocurrido ya alguna vez. Es en esos días en los que te preguntas cosas como estás.

Un abrazo, y muchas gracias por tu pista tan sutil...